viernes, 23 de mayo de 2008

HISTORIAS DE PARTO. Paulina Creando Vida

Con la emoción intensa de abrirse a la profundidad del principio de la vida, y al reconocernos como Diosas creadoras de vida en medio del sostén de la Madre Tierra, es que presento esta nueva sección llamada “HISTORIAS DE PARTO, Mujeres Creando Vida”. Para inaugurarla, llena de felicidad y gratitud les comparto la maravillosa experiencia de una queridísima y sensible amiga: Paulina, artista de corazón y tejedora Hilandera de los círculos femeninos de la Quinta Región y sus vivencias en el nacimiento de la pequeña y bendita Oliva recién llegada a este mundo.

*******************************

Mahi hermosa!!!!

Olivia ha llegado preciosa y sanita a este planeta de luz!!!

Estamos felices... estoy feliz....

El Corazón se me duplicó y el inmenso Amor que siento por la Maguita Martina es ahora hermano del Amor inmenso que siento por la pequeña Maguita Olivia.... no sabía cómo sería esto del Amor de Madre para dos hijas... y ahora puedo comprender que simplemente se duplica.... y sólo puedo decir que tengo dos veces más Amor para entregar.....

Tuvimos un maravilloso Parto Natural en el hospital público G. Fricke.... a las 4.35 de la madrugada... una bella mujer estaba de turno esa noche como matrona y respetando mi decisión de no querer oxitocina ni anestesia, fue poco a poco asistiéndome en este hermoso proceso de manera muy amorosa, dejando a Cristián, mi compañero de vida, estar todo el tiempo a mi lado, hasta el momento del parto en el que sobre la cama (no en camilla de parto) pude ver en medio de mi cuarto y último pujo la cabecita de Olivia como llegaba a este mundo... luego su cuerpito completo que posó sobre mi pecho desnudo aún con su cordón umbilical unido a la placenta que se encontraba dentro mío.... bella diosa Olivia buscando el pezón de la leche materna que aún no bajaba... las lágrimas mezcladas con el sudor del trabajo de parto, abrazarla y besarla en ese momento, sentir las manos de Cristián abrazándome y haberme encontrado con aquella hermosa mujer esa noche fueron un maravilloso regalo de la Madre Divina y la Vida....

Te cuento que durante estos días posteriores al nacimiento de Olivia he podido percatarme del miedo que se le tiene en general al parto natural, un miedo que es infinitamente mayor a lo que podría denominarse como dolor en el parto sin anestesia... es como si en algún momento de la historia se hubiese hecho correr la voz de que el parto natural era muy doloroso y que era imposible pensar tener un hijo sin la debida anestesia... "Uau!... que valiente que eres!..." "cómo te atreviste!!??"… "te pasaste!... qué dolor!!"... Si supieran que eso que llaman dolor no es tal, que las contracciones naturales son absolutamente soportables, sin comparación a las dolorosas contracciones que se sienten con oxitocina (con el parto de la Martina me indujeron con oxctocina por ser un parto seco) y que sólo son los últimos 10 minutos como máximo los que uno siente con enorme intensidad. Cuando es el bebé quien naturalmente puja para salir al mundo, lo que cuando sucede el dolor simplemente desaparece y se transforma en un inmenso Amor, en Agradecimiento, en Felicidad... no hay dolor... nunca hay dolor!

Es tan maravillosa la experiencia que me dan ganas de que todas las mujeres que esperan un hijo pudiesen vivirla... porque sintiendo el parto se puede sentir la Magia de la Vida, sintiendo cada momento del parto y pariendo en conjunto con el bebé de manera consiente una comprende en la piel y en el alma lo que verdaderamente significa estar Dando Vida.

Es cierto que la cesárea en ocasiones es necesaria, luego de un trabajo de parto intenso que no esté dando frutos, por el bien del bebé y de la mamá. Sin embargo desde mi experiencia le diría a las mujeres que ojala nunca tomen la opción de anestesia o de la cesárea a no ser que sea absolutamente necesaria. Además, la recuperación después de un parto natural es casi instantánea! :-)

bueno querida Mahi

te agradezco la posibilidad de poder entregar a través de tu bello blog la experiencia de mi parto, que si bien fue en un hospital público... pudo ser natural y hermoso....

te abrazo fuerte fuerte

te quiero mucho

Paulina... con Olivia en brazos y Martina de la mano....

8 comentarios:

Turca dijo...

Felicidadesssssss para Paulina y Olivia!!!!!!!!!!!!
Besossssssss a las tres!
Gracias a todas por compartirlo.

Circulo dijo...

Bendiciones a esas 3 diosas!! mucha luz y amor para ustedes...
cariños y bendiciones para ti tb Mahi



abrazos fuertes

Paty

Anónimo dijo...

hola a todas soy Mariana, vivo en Argentina y me emociono el relato, yo tambien pude comprobar la alegria de animarse a vivir el parto, sin estar anestesiada sin medicalizarlo, y asi pude dar a luz a Frida mi primera hija, a pesar del terror que tenia en ese momento,ya que mi hermana habia parido un mes antes y su experiencia no fue buena,gracias por poder compartir estas experiencias es muy importante que como mujeres confiemos en la sabiduria interna de nuestro cuerpo de nuestra diosa q nos guia, que no nos quiten la seguridad de que podemos, porque tenemos todo para parir, como lo hicieron nuestras antecesoras, no podemos renunciar a ese derecho y a esa experiencia. un abrazo a todas, y ojala de apoco las mujeres empecemos a ponernos de pie.

Círculo de las Mujeres dijo...

Amigas queridas, sincronísticamente me llegó recién este mensaje de Faustina, una Mujer española, quien está realizando un proyecto justamente llamado "historias de partos" las redes subterraneas de comunicación femenina nos conectan, sotienen y sincronizan....abajo les dejo sus datos por si alguna quiere contactarse con ella y saber más de su proyecto.
cariños,
Mahi

"Historias de partos" es un proyecto de escritura sobre el nacimiento y el parto. En cada experiencia personal hay aspectos únicos y otros compartidos por todas las mujeres que realizan este viaje entre la vida y la muerte para traer a sus hijos al mundo. Estoy recogiendo testimonios de mamás que dieron a luz recientemente para que hablen de lo que percibieron, sintieron, sufrieron, desearon o gozaron en su vivencia.

Si estás interesada en aportar tu experiencia puedes contactarme por mail a faustinahanglin@gmail.com. Si conoces a alguien que pueda estar interesada en contar su historia, hazle llegar este mensaje por favor.

¡Muchas gracias!

Con un abrazo,



Faustina Hanglin

www.boludosdurien.blogspot.com

mar dijo...

Estoy contentisima de que una mujer (cualquiera) pueda dar a luz de la forma que ella decida...de la mejor forma siempre en un hospital público...dos de mis hijas nacieron en uno y la experiencia fue muy mal...el ultimo, mi tercer hijo pudimos nacer en casa...
el espacio es maravilloso
mis felicitaciones a Mahi y a Paulina por la fuerza y el coraje...el amor es gratis...
mil bendiciones.
mar

Anónimo dijo...

Yo aun no soy Madre, pero me parece hermosa la idea de dar a luz de una manera natural, gracias por inspirarme con sus historias, espero compartir la mia algun dia con ustedes.

Namaste.

Claudia

naulipa dijo...

gracias a todas por sus comentarios... yo, estoy hoy feliz amamantando a mi pequeña Diosa Olivia... y feliz de saber que mi relato pueda ayudar a otras mujeres en relación a sus partos...
que la Diosa esté siempre dentro de nosotras!
bendiciones

gracias hermosa Mahi

paulina

lagalgalluenta dijo...

No quiero salir del blog sin saludaros.
Me han emocionado los relatos de vuestros partos.
Mis hijos ya son mayores (el más joven 17 años) y los he tenido a los 3 en un hospitales publicos, pero por suerte he podido parir a los 3 sin problemas,de forma natural, sin anestesia aunque en la camilla de parir,no me dejaron elección.
Por suerte para las mujeres de hoy por fín estais tomando el control de ese momento tan importante para nosotras.
A mis amigas y compañeras mas jovenes les recomiendo que si todo les va bien, tengan su parto natural,y les cuento mi experiencia pues para mí cada parto ha sido algo unico, donde despues de un "trabajo" con dolor para dilatar, la culminación de parir consciente y ver salir a mis niños ha sido totalmente gratificante, y a nivel de sensaciones es un momento unico.
Desde Alicante,España, abrazos.