domingo, 30 de noviembre de 2008

HISTORIA DE PARTO:Alfonsina Creando Vida

Acabo de estar en un círculo hermoso junto a la Alfo, hermana hilandera de los círculos femeninos de la quinta región y verla con su pequeño Juan Sebastián, convertido en todo un exquisito, robusto y risueño bebe de ojos luminosos, hoy ya con 6 meses de feliz vida. Aquí les comparto la que fue su historia de parto:

***********************

Una vez mas intento escribir en pocas líneas lo que fue la historia de mi parto, aquello que ahora mas que historia se ha convertido en el sutil flujo de maternidad que me envuelve… ahora cada momento vivido hasta éste es emoción, sentimiento e instinto que difícilmente pueda describir con palabras y que revivo al ver los ojos de mi amado hijo mientras me maravillo por el milagro de su existencia, tomando conciencia en estos, sus primeros días junto a mi, de lo gran-diosas que somos la mujeres y de lo afortunadas en poder expresar la naturaleza con toda su potencia y latidos en nuestros cuerpos…

El día que nació Juan Sebastián nuestro primer hijo… junto con el cambio de clima y de luna cambiamos nosotros para siempre… planificamos y nos preparamos para un parto natural, reuniendo un equipo de trabajo maravilloso que nos ayudaría en ese momento, no solo profesionales sino amigos envueltos en la causa de un nacimiento humanizado, e involucrados con nuestra causa personal de llevar a cabo el mejor nacimiento para nuestro hijo… la clínica en la que acordamos tenerlo nos abrió las puertas para tenerlo en una hermosa habitación con una cama especial para tal fin…

Anuncio que venia en la madrugada del día anterior a su nacimiento y estuvimos 12 horas esperándolo antes de partir a la clínica… en paz, caminado y meditando juntos con mi pareja… una vez allí nuestro trabajo siguió envueltos en un profundo respeto y armonía de quienes nos acompañaban. Las horas pasaban y mi esfuerzo por permitir el paso de mi hijo se veía reflejado lentamente en mis dilataciones… pero sabia que para las primerizas era así, asi que siempre me mantuve confiada y tranquila, pero ya luego de mas de 20 horas de contracciones mis fuerzas decrecieron y la dilatación de mi útero quedo estancada, la fuerza de puje no llego…

Debido al cansancio y para acelerar el proceso me rompieron las membranas lo que produjo que las contracciones sean dolorosas, pero no hubo ningún cambio.. tiempo mas tarde como alternativa final se me coloco ocitocina y allí el dolor me nublo y mi hijo comenzó a mermar los latidos de su corazón, y tampoco dilate mas… finalmente tuvieron que practicarme la cesárea…

Con cierta tristeza asumí la noticia que era ya evidente para mi, pero en pocos minutos toda la tranquila espera se convirtió en una locura de luces y anestesias… mi cuerpo se me fue.. pese a eso se dio en un ambiente en que mi amor pudo acompañarme y sostenerme y luego traer a mi hijo a mi para que juntos le diéramos la bienvenida…

Luego vino el despego para "recuperarme" caí en un abismo en esos minutos lejos de mi hijo… vacía y temblorosa… fue el momento mas difícil y eterno, pero Gloria la matrona me rescato tempranamente para llevarme a la habitación donde mi Juan Sebastián llego con su boquita abierta descansando en mis brazos y unido a mi pecho volví a vivir tomada de la mano de mi amor…

Nunca me prepare para lo que vino(la posibilidad d euna cersárea), sin embargo en todo el proceso me sentí fuerte y llena, tengo nostalgias de lo que soñé que seria… un parto por el canal de la Diosa del que fui dotada para mi hijo, sin embargo estamos vivos y con humildad reconozco mis carencias… a pesar que la humana tristeza a veces me invade, Sebastián sabe que persistimos hasta el final con humor y fortaleza… que aquellos que nos acompañaron en este viaje nos respetaron y comprendieron en todas las condiciones…

Estoy agradecida y feliz de sentirme mama, cada día aventurándome en la experiencia con mayor profundidad mientras junto a Rodrigo aprendemos a dar los primeros pasos en esta dimensión nueva a la que atravesamos el día en que nació.

Alfonsina

jueves, 27 de noviembre de 2008

Música de Deva Premal

Tuve el regalo (y más que un regalo fue una bendición ) de asistir al concierto de cantos sagrados que dió Deva Premal (junto a su amado Miten) hace unos pocos días en Santiago. Realmente un regalo divino escucharla en vivo y sentir su presencia llena de luz y de la energia viva de la Diosa a través de la ofrenda de su canto. Absolutamente recomendados todos y cada uno de sus maravillosos discos.
Má abajo un gustito de su música:
YEMAYA ASSESSU
"Yemaya Assessu Assessu yemaya Yemaya olodo Olodo yemaya"
Mantra que celebra el momento cuando el rio se funde en el océano. Yemaya es la Diosa del Océano y Madre de todas las diosas en la tradición Yoruba de Africa.