miércoles, 18 de julio de 2007

Honrando tu Vientre Anita Luz

Hoy simplemente he sentido el llamado a homenajearte…

mi corazón rebosante con la energía de la Gran Diosa me ha conectado profundamente con la energía de la Madre, esa energía maravillosa que todo lo ama, que todo lo acoge y que a todos recibe incondicionalmente…He recibido múltiples y preciosos regalos desde la Gran Madre en este tiempo que han multiplicado las madres en mi vida, que me acogen y alimentan mi espíritu como una hija, he recibido nuevas y múltiples abuelas sabias que me brindan toda su sabiduría y sus dones generosamente y prestas a compartir sus bendiciones, y he recibido nuevas hermanas que me acompañan y vibran conmigo….mi familia crece cada día, y mi linaje femenino se amplia a cada segundo desde el Cielo a la Tierra…..

Y sí… desde el Cielo hasta la Tierra,

Hasta mi hogar me ha conectado a ti…

A ti mi amada que me lo has dado todo en esta vida

A ti mi amada que me has alimentado cada día

A ti mi amada que me has visto crecer cada centímetro

A ti mi amada que me has dado la fuerza y el coraje para ser lo que soy cada momento

A ti mi amada que me has alimentado de amor, de confianza en la vida y del gozo de vivir

A ti mi amada, que me has dado la vida

A ti mi amada Madre

A ti mi amada Mamá

A ti mi amada Male

A ti mi amada Incha

A ti mi amada Anita Luz, que desde tu vientre precioso me trajiste a este mundo

Gracias por la vida…La Diosa en mi honra y homenajea a la Diosa en ti!

Hoy y siempre tu hija que te ama

Mahi

martes, 3 de julio de 2007

El Millonésimo Círculo- Jean Shinoda Bolen

Cuando un número decisivo de personas transforme su actitud o comportamiento, la cultura en su totalidad también se transformará y comenzará una nueva era. Este es el planteamiento básico de de R Sheldrake en la teoría de la Resonancia Mórfica, la cual es tomada por la doctora en medicina y analista jungiana Jean Shinoda Bolen (Autora de las Diosas de cada Mujer) en su libro El Millonésimo Círculo. De esta forma nos alienta a las mujeres a tomar parte en este cambio de era que estamos viviendo y aportar con nuestra sabiduría y nuestras virtudes íntimamente femeninas a la transformación de la humanidad. ¿Y cómo hacerlo? ¡Creando Círculos de mujeres!...hasta que lleguemos al “millonésimo círculo” que será el punto clave que incline la balanza hacia una nueva humanidad.

A continuación extractos de su libro, que pretende avivar el fuego de las mujeres para formar más y más círculos y así también da una guía para poder aprovechar de mejor forma los círculos ya existentes y con esto acelerar el proceso en marcha hacia una nueva humanidad, y en la cual las mujeres tendremos mucho que aportar

“Hay una pacífica revolución en marcha, un movimiento espiritual de la mujer que es difícil de percibir a simple vista, a través de los círculos de mujeres, de mujeres con capacidad sanadora ¿podría dar la cultura un vuelco?

Para que el sistema patriarcal cambie, ha de existir un “millonésimo círculo”. Y ha de ser así porque lo que el mundo actualmente necesita es una inyección de la clase de sabiduría que las mujeres tienen, y la forma misma del círculo es la encarnación de esta sabiduría…En el círculo no existen jerarquías y eso es igualdad, así se comporta una cultura cuando escucha y aprende de cada uno de sus integrantes; Compartiendo la sabiduría de la experiencia, las mujeres del círculo se apoyan mutuamente y se descubren a sí mismas a través de las palabras. Cada círculo es una regeneración de una forma arquetípica, está inspirado y sustentado por todos los círculos de mujeres que han existido, y él a su vez hace un aporte al campo de energía arquetípica que facilitará el camino al círculo siguiente.

Un círculo digno de confianza tiene un centro espiritual, un respeto hacia los límites y una poderosa capacidad de transformar a las mujeres que lo constituyen. Para que un círculo se mujeres sea un lugar seguro debe constituir un espacio uterino capaz de acoger nuevas posibilidades, donde la mujer y su sueño encuentren apoyo cuando éste no sea todavía más que un esbozo sin definir, cuando la psique de la mujer esté preñada con una idea de lo que podría llegar a hacer o ser.

Un círculo de mujeres es un espejo multifacético en el que cada mujer se ve a sí misma reflejada…el círculo es un ritual sagrado, es un encuentro de mujeres implicadas en una manifestación artística capaz de cambiarnos a nosotras mismas y al mundo…

La Diosa que hay en mi, contempla a la Diosa que hay en ti”…Namasté